Archivo para la categoría "CARTA"

* 8 DE MARZO .. SALUDO ATRASADO   Leave a comment

Os Saludo Respetuosamente en  Nuestro Día

Publicado 10 marzo, 2010 por Anna en CARTA

* MUJERES / EDUARDO GALEANO   1 comment


MUJERES

Divago

Se nos asignan días diversos – de la mujer, de la madre, de la secreteria, etc… – días, en general, creados por los fenicios mercaderes, manipuladores de sentimientos, impulsores e incentivadores del compulsivo consumismo .


Mañana se celebrará en el mundo el día de la madre. Más yo digo, casi todas hemos sido madres y las que no, procedemos de una de éllas. Cada día hay miles de mujeres pariendo hijos por todos los rincones de este planeta    Cada día es, por ende, el día de nosotras las mujeres-madres 

No necesitamos una especial fecha para sentirnos queridas … por nuestros seres queridos.

Ah! y menos aún que nos usen para engrosar las faltriqueras de aquellos rapaces mercaderes.

Les dejo un regalo – lleno de sensibilidad – que lo pueden gozar el día que se les dé la gana.

Un abrazo …  sin distinción de género

   
   

L’Anna, que perdida en el tráfago ha andado

Publicado 9 mayo, 2009 por Anna en CARTA

* LAS MUJERES DE MI GENERACIÓN   2 comments

(A Pelusa, Marcia y Anna)

Las mujeres de mi generación abrieron sus pétalos rebeldes
No de rosa, camelias, orquídeas u otras yerbas
De saloncitos tristes, de casitas burguesas, de costumbres añejas
sino de yuyos peregrinos entre vientos.

Las mujeres de mi generación florecieron en las calles,
Y en las aulas argentinas, chilenas o uruguayas supieron lo que tenían
que saber para el saber glorioso de las mujeres de mi generación.

Minifalderas en flor de los setenta
Las mujeres de mi generación no ocultaron ni las sombras
de sus muslos que fueron los de Tania
Erotizando con el mayor de los calibres
los caminos duros de la cita con la muerte
Porque las mujeres de mi generación
bebieron con ganas del vino de los vivos
acudieron a todas las llamadas
y fueron dignidad en la derrota.

En los cuarteles las llamaron putas y no las ofendieron
porque venían de un bosque de sinónimos alegres:
Minas, Grelas, Percantas, Cabritas, Minones, Gurisas,
Garotas, Jevas, Zipotas, Viejas, Chavalas, Señoritas
hasta que ellas mismas escribieron la palabra Compañera
en todas las espaldas y en los muros de todos los hoteles
Porque las mujeres de mi generación nos marcaron con el fuego indeleble
de sus uñas la verdad universal de sus derechos.

Conocieron la cárcel y los golpes
Habitaron en mil patrias y en ninguna
Lloraron a sus muertos y a los míos como suyos
Dieron calor al frío y al cansancio deseos
Al agua sabor y al fuego lo orientaron por un rumbo cierto.
Las mujeres de mi generación parieron hijos eternos
Cantando Summertime les dieron teta
Fumaron marihuana en los descansos
Danzaron lo mejor del vino y bebieron las mejores melodías
Porque las mujeres de mi generación
Nos enseñaron que la vida no se ofrece a sorbos compañeros
Sino de golpe y hasta el fondo de las consecuencias.

Fueron estudiantes, mineras, sindicalistas, obreras,
artesanas, actrices, guerrilleras, hasta madres y parejas
en los ratos libres de la Resistencia.
Porque las mujeres de mi generación sólo respetaron los límites
que superaban todas las froteras.
Internacionalistas del cariño brigadistas del amor
comisarias del decir te quiero
milicianas de la caricia.

Entre batalla y batalla
Las mujeres de mi generación lo dieron todo
Y dijeron que eso era apenas suficiente.
Las declararon viudas en Córdoba y en Tlatelolco
Las vistieron de negro en Puerto Montt y Sâo Paulo
Y en Santiago, Buenos Aires o Montevideo fueron las únicas estrellas
de la larga lucha clandestina.
Sus canas no son canas sino una forma de ser para el qué hacer que les espera.
Las arrugas que asoman en sus rostros dicen he reído y he llorado y
volvería a hacerlo.

Las mujeres de mi generación
Han ganado algunos kilos de razones que se pegan a sus cuerpos
Se mueven algo más lentas, cansadas de esperarnos en las metas.
Escriben cartas que incendian las memorias
Recuerdan aromas proscritos y los cantan.
Inventan cada día las palabras y con ellas nos empujan
Nombran las cosas y nos amueblan el mundo
Escriben verdades en la arena y las ofrendan al mar
Nos convocan y nos paren sobre la mesa dispuesta.

Ellas dicen pan, trabajo, justicia, libertad
Y la prudencia se transforma en vergüenza.
Las mujeres de mi generación son como las barricadas:
protegen y animan, dan confianza y suavizan el filo de la ira.
Las mujeres de mi generación son como un puño cerrado que resguarda
con violencia la ternura del mundo.
Las mujeres de mi generación no gritan porque ellas derrotaron al silencio.
Si algo nos marca, son ellas.
La identidad del siglo son ellas.

Ellas: la fe devuelta, el valor oculto en un panfleto
el beso clandestino, el retorno a todos los derechos
Un tango en la serena soledad de un aeropuerto
un poema de Gelman escrito en una servilleta
Benedetti compartido en el planeta de un paraguas
los nombres de los amigos guardados con ramitas de lavanda
Las cartas que hacen besar al cartero
Las manos que sostienen los retratos de mis muertos
Los elementos simples de los días que aterran al tirano
La compleja arquitectura de los sueños de tus nietos.

Lo son todo y todo lo sostienen
Porque todo viene con sus pasos y nos llega y nos sorprende.
No hay soledad donde ellas miren
Ni olvido mientras ellas canten.
Intelectuales del instinto, instinto de la razón
Prueba de fuerza para el fuerte y amorosa vitamina del débil.
Así son ellas, las únicas, irrepetibles, imprescindibles
sufridas, golpeadas, negadas pero invictas
Mujeres de mi generación.

Luís Sepúlveda
1999

Publicado 11 marzo, 2009 por Anna en CARTA

* MI DESEO PARA ESTA NUEVA VUELTA DEL PLANETA   2 comments

 

PAZ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Y ::

Queda Prohibido


 

Queda prohibido llorar sin aprender,

levantarte un dia sin saber que hacer,

tener miedo a tus recuerdos.

 

Queda prohibido no sonreir a los problemas,

no luchar por lo que quieres,

abandonarlo todo por miedo,

no convertir en realidad tus sueños.

 

Queda prohibido no demostrar tu amor,

hacer que alguien pague tus deudas y mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,

no intentar comprender lo que vivieron juntos,

llamarles solo cuando los necesitas.

 

Queda prohibido no ser tú ante la gente,

fingir ante las personas que no te importan,

hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,

olvidar a toda la gente que te quiere.

 

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,

no creer en los dioses y hacer tu destino,

tener miedo a la vida y a sus compromisos,

no vivir cada dia como si fuera un ultimo suspiro.

 

Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte,

olvidar sus ojos, su risa, todo,

porque sus caminos han dejado de abrazarse,

olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

 

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,

pensar que sus vidas valen mas que la tuya,

no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

 

Queda prohibido no crear tu historia,

dejar de dar las gracias a "Dios" por tu vida,

no tener un momento para la gente que te necesita,

no comprender que lo que la vida te da, tambien te lo quita.

 

Queda prohibido no buscar tu felicidad,

no vivir tu vida con una actitud positiva,

no pensar en que podemos ser mejores,

no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

 

 

*****

Otro abrazo para ti

Anna

La autoría de este poema se ha atribuido a
 P Neruda – yo lo dudo – y quien lo reclama como suyo es
 Alfredo Cuervo Barrero,
En todo caso aquí queda

Publicado 31 diciembre, 2008 por Anna en CARTA

* LA GENTE QUE ME GUSTA …   3 comments

 

  http://media.imeem.com/m/nEShG8Pi-B/aus=false/

  
                            La gente que me gusta
 

      

 

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.

Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño.

Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo, dando lo mejor de si, agradecido de estar vivos, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme. La gente que tiene tacto. Me gusta la gente que posee sentido de la justicia. A estos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor. La gente que nunca deja de ser aniñada. Me gusta la gente que con su energía contagia.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera. Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en saber que se equivoco o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos. La gente que lucha contra adversidades. Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni como lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen. Me gusta la gente que tiene personalidad.

Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la Fé, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, la humildad, el arrepentimiento, y el amor por los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.

Con gente como esa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mi me doy por bien retribuido.
Mario Benedetti

Gracias a ala Vida – Mercedes Sosa

Publicado 20 diciembre, 2008 por Anna en CARTA

* … Y, SI   4 comments

La vida es corta,
Rompe las reglas,
Perdona rápido,
Besa despacio,
Ama de verdad,
Rie sin control,
Y nunca sientas remordimiento por algo que te hizo sonreir.
.

Publicado 17 noviembre, 2008 por Anna en CARTA

* LOS ESTANCOS DE LA MEMORIA .   1 comment

No era como nos lo habían contado

Cuenta una historia nigeriana que, en tiempos antiguos, una bruja engullía a los incautos niños que osaban entrar en su territorio. La primera mujer que vio desaparecer a su hijo corrió a contarlo al poblado. Antes de llegar, en el camino entre el bosque y las acequias, encontró a los jefes de la comunidad que departían animosos en torno a la buena cosecha de aquel año. Con los ojos arrasados en lágrimas, la mujer contó lo sucedido y todos callaron ante las palabras del jefe. "Nada ha ocurrido en el bosque. Tu hijo ha emigrado a la ciudad y no volverá. Recuerda que las brujas no existen y, por el bien de la comunidad, no deben existir."

Aquella primera mujer agraviada sintió entonces que las palabras habían dejado de pertenecerle, su vivencia, que sin duda alteraría el sosiego del poblado, pasó a ser un estanco de su memoria y al recordarlo, falta de resarcimiento, el dolor fue aumentando sin visos de remitir. En cambio, con el paso del tiempo, una gran cantidad de niños y niñas fueron desapareciendo en semejantes circunstancias y las sospechas de que algo raro estaba ocurriendo en el bosque comenzaron a aflorar. El envejecido jefe del poblado murió la mañana en que había de desaparecer el último niño. Aquella primera mujer esperó a que el gran jefe fuera enterrado y tras los oficios, libre ya de los miedos que la habían mantenido en silencio, explicó al resto de madres lo que estaba ocurriendo. Muerta la bruja, un proverbio recuerda aquellos días. "La mujer de quien un hijo ha sido comido por una bruja es la que mejor conoce los males de la brujería."

Aún en nuestros tiempos, hay quien sigue creyendo en las bondades de la desmemoria, en la capacidad de la desinformación como generadora de realidades alternativas y poco veraces. En una sociedad acostumbrada a los calmantes, a apartar el sufrimiento como modo de hacer más llevadera la vida, la insistencia en recuperar la memoria es vista por algunos como la demostración palpable de un sentimiento revanchista. Son aquellos que temen encontrarse con un pasado que no les sea propicio o, simplemente, son esos otros que no sienten empatía por el sufrimiento de aquella primera madre que perdió a su hijo. La memoria, como capacidad que determina el modo en que enfrentamos el día a día, es un instrumento generador de historia. Esos hilos que conforman el telar de la historia, como ejemplos a seguir o tropiezos a evitar, nos muestran nuestros aciertos y errores y debemos asumirlos como tales, asumirlos en su integridad. Será necesario, por tanto, desprenderse del miedo a enfrentar la realidad y de ahí que debamos ayudar a los vencidos (los vencedores ya lo hacen sin la necesidad de ayuda) a zafarse de ese miedo y recuperar su vivencias.

En este dossier sobre memoria histórica, coordinado por Entrepobles, prestamos nuestras páginas a algunos vencidos del S. XX que no han sido recordados y a otros que, como en los casos de Marruecos, Guatemala o Perú reclaman atención en la actualidad. Representa, por tanto, nuestro pequeño servicio a la historia.

Miguel Ángel Morales Solís*

por Revista Pueblos

 

Publicado 28 octubre, 2008 por Anna en CARTA