El arte como símbolo de la expresión de la barbarie y de la intolerancia.   Leave a comment


“GUERNICA” SÍMBOLO Y OBJETO DE LA HISTORIA

A pesar de la opinión de diversos críticos, especialistas, analistas de arte, intelectuales o artistas acerca del valor del Guernica en la obra de Pablo Picasso, lo cierto es que esta pintura sobrepasa con mucho los limites de la sencilla contemplación estética que podemos admirar en cualquier otra obra; después de todo, el “Guernica” es un cuadro que no tiene y nunca podrá tener marco, y eso es algo que muy pocas obras de arte, a lo largo de la historia, pueden conseguir. Pues el “Guernica”, desde su creación y hasta nuestros días fue parte de la historia inspirada en esta misma, aunque muy pocos españoles son conscientes de esto que en principio debería ser algo resabido por todos, pese a que constantemente es noticia, como por ejemplo y por reciente, el conflicto que hubo hace pocos años entre el gobierno vasco y Moncloa por la petición del primero de trasladar el “Guernica” al Museo Guggenheim de Bilbao con motivo de su inauguración, y con la negativa final de éste último, lo que provocó ríos de tinta y polémica, ya que según el gobierno de Euskadi, el “Guernica” es un símbolo del sufrimiento y la represión del pueblo vasco y por esto mismo el museo que debiera acoger la obra no tendría que ser sino un museo euskaldún. Naturalmente esta opinión puede o no puede tener razón en cuanto al significado de la pintura, que a mi entender no hay tales razones fundamentadas, pero manifiesta la verdadera importancia del “Guernica”, que es la de símbolo y objeto de la Historia, y más concretamente, la Historia de España y de su Democracia, de su verdadera primera y única democracia, de la paz y de la libertad que vino simbólicamente cuando finalmente el “Guernica” pisó suelo español en el año 1981, seis años después de la muerte del dictador Francisco Franco y cuatro más tarde de las primeras elecciones en esta Democracia, que sufrió su más difícil prueba cuando el 23 de Febrero de este mismo año 81 se declaró un golpe de estado que felizmente se sofocó unos meses antes de que llegase el “Guernica” a España. Hay que decir que en este país nunca hubo un periodo democrático superior a cinco años, siendo sólo dos contando el de la revolución de 1868 y el periodo de la segunda República, cuyo régimen fué hecho pedazos mediante el alzamiento fascista de Franco que provocó la guerra civil, y que inspiró la creación del “Guernica” tras los brutales bombardeos a la “ciudad santa” vasca. Picasso pintó el cuadro como encargo del gobierno de la República española para el pabellón español de la Exposición Mundial de Paris del año 1937, y aunque el cuadro era propiedad exclusiva de la nación española, Picasso dejó escrito que el mural no debía venir a España hasta que no se instaurase de nuevo la República o una democracia similar. El “Guernica” se trasladó hasta el MOMA de Nueva York, y allí se quedó hasta el año 1981, cuando la Casa Blanca entendió que aquello que dejó escrito Pablo Picasso se había cumplido, y por consiguiente, debía desprenderse, muy a su pesar, de la gran “obra estrella” del museo neoyorquino, lo que significó a su vez, y lo que es muy importante, el reconocimiento internacional por parte del “sheriff” del planeta de la consolidación democrática en España; sobre todo hay que tener en cuenta que lo hizo el mismo año en que se produjo el golpe de Estado.

   

Publicado 26 mayo, 2011 por Anna en PINTURA, Sin categoría

Etiquetado con

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: