* Amor América   Leave a comment

De "Canto General" / Pablo Neruda

 

 

Amor América

 

Antes de la peluca y la casaca

fueron los ríos, ríos arteriales,

fueron las cordilleras, en cuya onda raída

el cóndor o la nieve parecían inmóviles:

fue la humedad y la espesura, el trueno

sin nombre todavía, las pampas planetarias.

El hombre tierra fue, vasija, párpado

del barro trémulo, forma de la arcilla,

fue cántaro caribe, piedra chibcha,

copa imperial o sílice araucana.

Tierno y sangriento fue, pero en la empuñadura

de su arma de cristal humedecido,

las iniciales de la tierra estaban escritas.

Nadie pudo

recordarlas después: el viento

las olvidó, el idioma del agua

fue enterrado, las claves se perdieron

o se inundaron de silencio o sangre.

No se perdió la vida, hermanos pastorales.

Pero como una rosa salvaje

cayo una gota roja en la espesura

y se apagó una lámpara de tierra.

Yo estoy aquí para contar la historia.

Desde la paz del búfalo

hasta las azotadas arenas

de la tierra final, en las espumas

acumuladas de la luz antártica,

y por las madrigueras despernadas

de la sombría paz venezolana,

te busque, padre mío,

joven guerrero de tiniebla y cobre

o tú, planta nupcial, cabellera indomable,

madre caimán, metálica paloma.

Yo, incásico del légamo,

toqué la piedra y dije:

¿Quién me espera? Y apreté la mano

sobre un puñado de cristal vacío.

Pero anduve entre flores zapotecas

y dulce era la luz como un venado,

y era la sombra como un párpado verde.

Tierra mía sin nombre, sin América,

estambre equinoccial, lanza de púrpura,

tu aroma me trepó por las raíces

hasta la copa que bebía, hasta la más delgada

palabra aún no nacida de mi boca.

 

  

Canto General es un libro monumental, imponente, en el que Pablo Neruda desplegó una lenta y fecunda elaboración. Así surgió en su obra la más grande epopeya lírica donde el poeta denuncia acremente a los traidores de América, evoca la esperanza liberadora y postula una poesía al servicio del pueblo

Obra majestuosa atravesada por cuatro estéticas: la poética, la épica, la satírica y la dramática: del compromiso personal al amor hacia la naturaleza y la mujer; de la hipérbole enfurecida hacia los adversarios políticos hasta la más sublime tensión del lenguaje en "Alturas de Machu Picchu" o "La arena traicionada".

Himno telúrico; biografía del continente americano; paisaje humano y natural -cordillera, bosque, océano- de una sangre y una herencia históricas; cima de la poesía de nuestro tiempo; oda de amor a la tierra escrita en la clandestinidad; canto épico de un fugitivo a sus compatriotas de la Patria Grande; fraterno abrazo y emoción certera que hizo expresar al poeta: "América, no invoco tu nombre en vano": todo esto es apenas un aliento del Canto general.

Y también es la lectura efervescente que, resistiendo los embates del siglo XXI, sabe recuperar aquella intención social, ética y política que mejor retrata a Pablo Neruda.

Publicado 16 septiembre, 2008 por Anna en POESÍA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: