Las preferencias de la Sra. Berta Barthebly   2 comments

Las preferencias de la Sra. Berta Barthebly /

sonia cienfuego

 

Preferiría no decirlo: que a menudo ando en busca de otro país. Que aùn esforzándome mucho, no logro dar con uno que lo sustutuya. La globalidad, la mundialización, la transculturización –que ciertos isleños del Sur interpretan como la máxima heterogeneidad– el libremercado, se hallan en la tierra, en el cielo y en todo lugar.

Prefería no decirlo.

__________________________________________________________________

Preferiría no verlos: a niños y niñas, ancianas y ancianos, paupérrimos de Chile, buscando en la basura callejera un trozo de carne podrida que el jaguar del Sur –ahíto de comida– no quiso engullir.

Prefiriera no verlos.

__________________________________________________________________

Preferiría no oírlos: a los charlatanes públicos y privados que venden a ingenuos súbditos de esta Capitanía General: rosarios de mentiras, amenazas, desinformación, extorsión, manipulación.

Preferiría no oírlos.

__________________________________________________________________

Preferiría no negarlo: Que mucho del tiempo pasado fue mejor.

El pasado, lo antiguo, la historia, deben ser derruidos y sepultados. Afirmar lo contrario te da derecho a un pasaje de ida a cualquier hospital psiquiátrico del país.

¡Que viva todo lo neo: liberal, rico, socialista, vasallo, dictador, moderno/posmoderno!

Prefería no negarlo.

____________________________________________________________

Preferiría no intentarlo: renunciar a continuar abrazando el desamparo, la indefensión, el dolor y ser llamada sarcásticamente Sor Teresa de Calcuta

.Preferiría no intentarlo


Prefiriría no sentirlas: las ganas de agarrar una metralla e ir disparando; a la soberbia de nuevos ricos, a la prepotencia criolla, a la moneycracia, a la dirigentocracia, al discurso autocomplaciente sobre el alza del ingreso per cápita, que resulta ser un chiste coprometal, la esencia de la falacia: “la riqueza de los ricos chorrea a los pobres”. A éstos en lugar de oro, les caen fecas.

Preferiría no sentirlas.


Preferiría no abandonarlas: la intuición, la convicción, la certeza, que es necesario, que es de vida o muerte, que es bello, imaginar e intentar crear un mundo distinto, cariñoso, respetuoso de la diversidad, luminoso, donde todos cabremos. Sobrarían entonces los iremediablemte perversos, los que nos “regalan” submundos de sordidez y promiscuidad: niños-viejos aterrorizados en soledad y abandono.

Preferiría no abandonarlas

_________________________________________________

Preferiría no hacer ningún cambio: a la mirada de poeta, al asombro, a la curiosidad, a la ira, la irreverencia, al amor, a la capacidad de reírme de mí misma –sobre todo de mí mísma – cuando el cielo se triza y la tierra se hunde en profundidades oscuras y tortuosas.

Preferiría no hacer ningún cambio.


Pequeño cerrar del ojo izquierdo a Melville y su Barthleby

Publicado 18 mayo, 2008 por Anna en CUENTOS

Etiquetado con

2 Respuestas a “Las preferencias de la Sra. Berta Barthebly

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Sólo se me ocurre una onomatopeya: ¡Guau!Impresionante.

  2. Pero por qué esta señora quiere cambiar tantas cosas de este hermoso país, que se acuerda de la música y sus cantores típicos sólo pal 18 de septiembre, que tiene autoridades que nos quieren hacer creer que vivimos en la copia feliz del Edén, que tiene jueces que deberían estar presos por no hacer su trabajo, con una presidenta  médico, que inaugura hospitales fantasmas, con COREMAS que no cuidan el ambiente sino su bolsillo, con economistas melóricos apareciendo en tv y vendiendo su pomada , de  que estamos bien , que bien estamos , cuyas estadísticas informan que si  tu tienes dos autos y yo ninguno, entonces las dos tenemos uno, y así podría  continuar enumerando "cualidades" de este país y su gente que va de shoping al mall, que come hotdogs, que respira smog y no humo, que se va de tour y no de viaje   en tren  comiendo huevitos duros y tortilla de rescoldo, (aparte de  que ferrocarriles  del  estado es un ánima en pena ) con maridos que se adueñan del control remoto y hacen zapping y no como los machos en extinción post era cuaternaria  que con voz dulce y perentoria  decian: "vieja cambia la tele", con jóvenes  que no conocen  sus raices  y se disfrazan    de pokemones o pelolais, un país hispano parlante que llama  geys  a los homosexuales,  al correo le dice emeil , a la nana que antes hacía sopaipillas ahora le dice beibi siter. Ya mejor me callo porque estoy out of wave, que en chileno y para que me capte la idea, fuera de onda o mejor dicho,  meando fuera del tiesto.  Saludos amiga , para estar in te digo kisses for you.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: