SEBASTIÁN Y SU FAMILIA   2 comments

 

A mi familia:

   Espero que al recibo de ésta se encuentren bien y sean felices.

      Esta carta tiene una finalidad bien definida, ésta es hacer saber a Ustedes – algo que ya conocen, pero sobre lo cual pareciera debo hacer algunas acotaciones – sin voz extentórea niauto-compasiva.

         La condición de mi hijo Sebastián

        En la que la 1ª en tener conciencia de ella soy yo: es una PERSONA con una discapacidad mental, para el cual JAMAS he pedido un trato diferente y deferente, he intentado no sobreprotegerlo nunca, es más, he tenido grandes discusiones con los que han actuado en contrario.

      Esto ha ido en pro de la independencia y autosuficiencia que más pudiese lograr él. No ha sido en vano. De ese niño por el que los médicos no daban nada al nacer, hemos ido evolucionado (yo también) de forma increíble. Es capaz de hacer mucho más cosas y actividades de las que nunca soñé podría llegar a desarrollar.  Como aprender a leer, a escribir, a ir de compras al supermercado o a la feria, juntar plata y comprar solo sus juegos de PlaySt., viajar solo en avión, ir  en microbus a muchos lejanos lugares .. solo y sin perderse. Maneja medianamente un computador, los padres de sus amigos lo invitan constantemente a sus casas de playa o a sus fundos, un par de veces a la semana tiene cita fija donde sus amigos (los que viven en La Reina Alta y en Las Condes .. o sea retiradito), iba y venía solo al colegio, solo aprendió a tocar batería, a andar en bici, a nadar y hasta a cocinar, solo se mueve tras algo que le interesa hasta que (generalmente) lo consigue, etc.

   Nunca he dicho que es una bendición tener un hijo discapacitado y menos ahora que ha perdido a su Padre, Cuesta … si cuesta harto el bancárselo sola, pero tan horroroso no es .. ¡ ni mucho menos !! , es tierno y cariñoso y vive su mundo y busca cariño, si mucho cariño , por todos lados, es amiguero, forma parte de una banda de Rock Pesado … muy pesado junto a jóvenes “normales”, que no lo segregan por su condición, es más, lo integran, son sus pares, sus iguales, sin diferencia alguna … y con amor fraterno reconocen sus cualidades. Es uno más entre ellos.

   Pero pareciera ser que para muchos otros personajes Él es una persona de 2ª categoría. No se puede compartir con Él si no está su madre cerca .. pudiese ser que tal vez al salir la luna llena se fuera a transformar en un monstruo insospechado y terrorífico o que habría que cuidarlo como si fuese un pequeñito que no sobrevivirá lejos de su progenitora, ya que Ella debe ser la única que lo contenga ante … no sé qué

    Y lo más penoso es que es en su propia familia la que tiene esa actitud de rechazo y lo más penca es que su discapacidad no es tan profunda como para no percibirlo y hacerle sufrir y sentirse frustrado. Su umbral a las frustraciones es muy bajo. Cuando está con sus incondicionales explota, pero si no es así se mete en si mismo, se encapsula, se aleja del mundo circundante, callado y triste.

   Esta situación la hemos vivido ya varias veces, cada vez ha sido doloroso, ahora con menos intensidad en el dolor, si más en la rabia de vivir en un mundo familiar discriminador, poco inteligente y facilista. Mejor es estar lejos de especimenes raros, que tener que aceptar que se lo “encajen”, cosa que por lo demás nunca he pretendido hacer con nadie. menos con mi familia con-sanguínea.

   No pretendo dar pena ¡¡ por favor!!  estoy orgullosa de mi hijo y de lo que juntos hemos logrado. Me separé de su padre cuando Él tenía 2 años. Desde ese tiempo han pasado muchas cosas en su vida: diez operaciones, aprender a caminar 3 veces, a hablar 2, yesos por años, sillas de rueda, muletas, foniatras, kinesiólogos y todo lo que ya conocen.

 

   Mi frase repetida hasta el infinito fue, es y será: “Vamos, que tu puedes”

 

   Y lo repito hoy. TU PUEDES convivir con mucha otra gente que te acepta y te quiere, que te invitan sin ser tus tías o tus primas o cualquier pariente y pasar días lindos, relajados, cariñosos y que no se sienten incómodos con un joven-niño dando vueltas a su alrededor.

   Si pues familia mía, era pa contarles que … eso.

   Sin rencor ni nada – porque el rencor es un sentimiento penca para el que lo siente, mientras el otro ni se entera – Crecí en el mundo de la Solidaridad y lo seré por siempre, me lo mostró – en la práctica –  mi Padre que lo fue con TODA su familia y con los que no lo eran también y a todos los niveles, sin aspavientos – como es Él – y la Jean me lo traspasó en la leche con la que me amamantaba.

    También aprendí en la vida que la comunicación es vital en cualquier relación. e intento llevarla a la práctica – uno se ahorra con esto muchos malos entendidos –  así como que los sobrentendidos y los supuestos no sirven, solo conducen a confusión. 

   Otra cosa aprendida fue NO al secretismo con respecto a asuntos que debieran manifestarse como naturales .. Miren que a la final todo sale a luz.

    Catedrática no soy,  ésta es solo “mi” postura ante la vida, no pretendo que la compartáis… pero lo que si pretendo es que se respete la diversidad . Y si ella os asusta, os incomoda … mejor es estar lejos.

    Saludos.

   Anamaría

 

PD: Algunos no entenderán mucho o nada, pero como forman parte de la diversa familia … va para todos.

Disculpas para ellos.

.

 

Publicado 7 febrero, 2007 por Anna en CARTA

2 Respuestas a “SEBASTIÁN Y SU FAMILIA

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Yo sí entendí, tienes un blog precioso
    🙂

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: