re- memorar   Leave a comment

 me bajó la estupidez de la cabeza, de la ca be za
 
la memoria no pide permiso para entrometerse
cuando no es llamada,
es como un vómito … incontenible e incontrolable
llega y te regurgita recuerdos que tranquilamente dormían en algún
recoveco del hipotálamo o por ahí en un sitio cercano
 te remueve hasta el útero.
entonces comienzas a tomar "caldo de cabeza" . . si , de ése
mismo y tu magín trabaja a cien mil "revuluciones"…
y esto mismito es lo que provoca – en toda una, entera – se
te movilizan las rabias, las hormonas, la calentura, la pena y el
emputecimiento
por ahí dijo un tecnócrata que ella era cual un disco duro,
a lo que me opongo … Cómo me la saco, la tiro y me compro
una nueva en un ofertón a módico precio, amén impoluta, virgen,
o sea una memoria auñ sin memoria
de verdad que a la final sería muy triste no tenerla,
 mi memoria, la colectiva, la histórica, nos duelen,
pero que sería de las culturas, de las minas sufrientes,
de los hacedores de maceteros y las canciones que nos cantan
nuestras madres, que a su vez las aprendieron de las suyas.
no existirían y los niños del mundo no dormirían felices
ergo … trataré de estar mejor parada en el próximo embate
de aquella ola que ha hecho que este mundito haya llegado
 a ser esto,
 si, ésto que es
no entraré ha hacer una disquisición al respecto, sería una lata.
 
y para masoquearme un resto pongo este poema de mi
amigo mario, el benedetti      à propos du .. q ?
 
 a otra cosa mariposa
 

    NO TE SALVES

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
                no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
             pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas 

entonces 
                  
no te quedes conmigo.

Publicado 4 diciembre, 2006 por Anna en POESÍA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: