ESTO SERÍA COMO UNA CRÓNICA ?   Leave a comment

 

    UNA CONCATENACIÓN, QUE EXPLICACIÓN MUCHA NO TIENE, EN ESTE MI ESPACIO SE DEJARON CAER JUNTOS – COMO VINIENDO DEL CIELO – TODOS LOS FUEGOS DEL JUEGO, PORQUE LÚDICOS SON ELLOS .. LOS HERMANITOS CIENFUEGOS.

   CON OCHO DÍAS DE DIFERENCIA TOMARON POR ASALTO ESTE LUGAR QUE EN GRAN MEDIDA ESTÁ DEDICADO A LA CULTURA Y SUS MANIFESTACIONES – QUE ES LO DE ELLOS – Y AQUÍ LOS TENEMOS INSTALADOS MOSTRÁNDONOS ALGUNA DE SUS NUEVAS, EN GENERAL GENIALES "VOLADAS"

   … QUÉ SE LE HACE ? SOLO DARLES LA BIENVENIDA Y DECIRLES QUE SE SIENTAN COMO EN CASA Y QUE ES UN HONOR TENERLOS POR AQUÍ – AL TEATRERO DE LOCARNO Y A LA FLACA AMIGA-HERMANA DEL POLUIDO (EN TANTO SENTIDO), PERO QUERIDO SANTIAGO DU CHILI.

 

Ciudadanas, ciudadanos, aún nos queda Plaza !  

 

Por Sonia Cienfuegos B.

 Camino desde el Conservador de Bienes Raíces por calle Morandé hacia la Alameda. Atravieso de oriente a poniente la Plaza de la Constitución. Me preguntó qué se constituyó, cuándo, quiénes, por qué.  Quien la bautizó con este nombre y los que la nombran ¿ se refieren a las constituciones políticas de Chile de 1833, de 1925, de 1980 – ésta última aprobada en gran medida al amparo de la ignorancia, del temor y del terror a la metralla – ; a varias que las antecedieron, a las modificaciones del año 2005 o a la que aspiramos a constituir o que Ella nos constituya en ciudadanas y ciudadanos de Primera. ¡Todos en primera, mierda!

 

    Yo, Plaza, no tengo derecho a elegir alcaldes, diputados, senadores, presidentes ¿ Tú elegiste ser “de la Constitución “?

  Me sé y me siento minoría pese a considerárseme en lo oficial, ciudadana. Empatizo con las reconocidas como tales: etnias originarias, discapacitados, homosexuales, minusválidos, entre otros. En definitiva, con los marginales que como yo, lo somos por Decreto Supremo, por ley, por constitución política del Estado de Chile.

Observo que falta la flora chilensis para que esta plaza le haga honor a su nombre. Aérea y terrestre: cóndor y huemul. Me imagino al cóndor sobrevolando las piletas reconstituidas después del Golpe militar de 1973, arrancando del olor a fuego,  humo, adrenalina,  impotencia,  sangre y sesos repartidos por  la Casa de Toesca. Al huemul lo veo pastando sobre el pavimento de la explanada con mástiles donde flamean banderas desteñidas. ¿ Se habrá dado cuenta Palacio que es de mal gusto hacerlas bailar en el aire enrarecido, mustias y descoloridas?. Más le valdría enarbolar una guirnalda con banderitas dieciocheras. Hasta podría contratar for tourist nativos y foráneos al huaso que baila solo y enloquecido en Avenida Providencia esquina Lyon.

¡ Pobre huemul y pobre cóndor ¡ Así es la vida de los símbolos. ¿ Alguien imaginó que “ Por la razón y la Fuerza “ – ciertas veces por la primera; muchos años y siglos por la segunda: huemul y cóndor, cóndor y huemul, continuarían abatidos, aburridos, semi parados sobre el escudo de la Patria?.

Me inclino por una mezcla de razón y locura de la mejor. Quizás entonces The Constitution Square se llenaría de multitudes alucinadas – con Salvador Allende mirando hacia el oriente eterno – constatando con sus propios ojos esta rara mezcla de pelos y plumas, de cielo y tierra, de ciervo andino y de buitre del Sur gigante, como reza un diccionario.   

Anuncios

Publicado 28 noviembre, 2006 por Anna en LITERATURA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: